Netflix y Disney, ¿el marketing define al ganador?

 en SEO

Netflix, el rey del streaming, se enfrenta a una marca con mucha historia y conocida mundialmente. ¿Quien ganará en las suscripciones digitales?

Netflix es líder en contenido por streaming, cuenta con más de 100 millones de usuarios a nivel global, de acuerdo con las últimas cifras de JPMorgan.

Sólo en Estados Unidos, se espera que este año se alcancen más de 239 millones de usuarios de plataformas de contenido online, pero la mayor parte de ellos sigue siendo de dicha plataforma.

Como en cualquier negocio siempre surgen las competencias para generar opciones al consumidor. En este caso hablamos de Disney Plus, que llegó para hacerle frente al más poderoso de la industria, aunque ponga en dilema a los clientes pues lejos de afiliarse a ambos (porque podría resultar costoso) tendrán que decidir basados en su cantidad y calidad de contenidos.

Netflix ha cumplido su promesa de aumentar el gasto en marketing en el último trimestre de 2019, pues ha encontrado en la mercadotecnia su mayor carta para jugar.

Luego de que vio en el contenido inédito y exclusivo una herramienta infalible y por el que ha invertido millones, le ha generado un crecimiento de 25 por ciento durante el año pasado en comparación con lo que destinó en 2018.

Aunque seguirá invirtiendo en contenido, pues esa inversión ha sido por demás redituable para la plataforma. Es así que el 66 por ciento de quienes tienen entre 18 y 38 años de edad dice que ven televisión en streaming “casi todos los días” y al tener a la mayoría en sus filas, el beneficio es notorio y una apuesta que no debe descuidar.

Por su parte, Disney Plus sigue presionando a los ejecutivos para invertir más en marketing.

Ahora su principal carta de juego son sus propiedades. Homer Simpson, Darth Vader, Iron Man, Buzz Lightyear y el Capitán América, los cuales serán exclusivos de los suscriptores de Disney.

A esta lista se suma Pixar, Star Wars y Marvel, más los documentales y series de National Geographic, los cuales contribuyen para que este competidor se fortalezca.

Diney no se preocupa demasiado, aun trabajan en el ámbito tecnológico para brindar una buena experiencia a sus clientes. Por ahora el peso de su marca es suficiente.

Y Netflix tampoco se preocupa porque los consumidores los abandonen ante la “novedad”. Fueron unos de los pioneros y si se presenta alguna complicación siempre pueden compensar con las tarifas y apelar al tiempo.

Recommended Posts

Escribe un comentario

¿Qué son los enlaces «nofollow» y cómo influirán en el SEO?